Adoración Nocturna

Cada primer viernes de mes, después de Misa de 7:00 p.m. en Nuestra Señora del Pilar, un grupo de honorarios hacen una hora de adoración ante el Santísimo Sacramento, que es expuesto por uno de los sacerdotes. Hombres y mujeres se quedan en esta hora de adoración ante el Santísimo pidiendo por las necesidades de la parroquia y las de toda la Iglesia. Pero después de las 10pm, se despide a las mujeres, y se queda un grupo de varones – que incluye niños y jóvenes – para acompañar a Nuestro Señor en oración durante toda la noche. En medio del ambiente mundano y profano que se lleva a cabo los viernes en la noche en la zona del centro, este grupo de hombres reparan con su oración y su vigilia al Sacratísimo Corazón por todos nuestros pecados y los del mundo entero, manteniendo con esta labor nocturna tan importante el resto de las labores que realiza la Iglesia durante el día. Los varones que han vivido esta experiencia reconocen que lo que los mantiene de pie es el arrodillarse delante de Jesús Eucaristía en adoración.